Froilán la lía por un Rolex falso . rolex falso para la venta

Froilán la lía por un Rolex falso

/ EFE
  • El sobrino del Rey y tres amigos se dirigieron a una reputada joyería del madrileño barrio de Salamanca entre gritos y malas maneras para preguntar por la autenticidad de un reloj

Cinco de la tarde. Barrio Salamanca, en Madrid. Froilán y tres amigos de la 'pandilla' se dirigen a una reputada joyería entre gritos y malas maneras. Imagínense la escena. ¿Cuál es su problema? Un Rolex (se desconoce su procedencia) del que el hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar estaba convencido de que era verdadero, según recoge elcorreo.com.

El reloj dorado fue depositado en el mostrador por el 'cabecilla' del grupo (Froilán) que no dijo ni hola al entrar y se limitó a imponer su opinión ante sus amigos, que con esta bonita frase: "Anda tío, que no tienes ni zorra idea", llevaban la contraria al sobrino mayor del rey Felipe VI. Pero Froilán seguía en sus trece pese a la confirmación de la joyería de que no era auténtico. "Que este Rolex no es falso, que es bueno", insistía.

Los allí presentes, según Vanitatis, no daban crédito de lo que estaba sucediendo, ni de la actitud 'macarra' del clan de los chicos de alta alcurnia. "¿Es verdadero?", preguntó Felipe Juan Froilán al dependiente de la joyería. Tras pasar unos minutos en la zona de taller, el profesional acudió con el 'objeto del delito' anunciando que desgraciadamente era falso. "Pues vaya mierda", espetó el más rebelde de la Casa Real. "Tío, hemos hecho el ridículo", balbuceaba otro de los jóvenes. Sin decir adiós se fueron tal como entraron por la puerta del comercio, sin ninguna educación.

La actitud díscola del nieto favorito de Don Juan Carlos ha sido siempre un hecho. Aunque hace dos años viviera su peor momento, cuando fue enviado a un internado en verano por sus malas notas. Además también ejercía de relaciones públicas en las discotecas Pachá y Joy Eslava, en su sesión light. "Felipe no es un buen estudiante, pero ahora está mucho más centrado y es consciente de que si no se comporta como debe, no sale el fin de semana. Lo sabe y por lo tanto cumple las normas", explicaba Marichalar a la misma publicación recientemente. Actualmente continúa sus estudios en el internado de Sigüenza al que fue enviado el pasado verano, mientras su hermana Victoria Federica, más aplicada, se encuentra en un centro para señoritas en Londres.